Cuídese de las estafas con cheques y los fraudes en los pagos relacionados con el coronavirus

El 30 de marzo, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos anunció que la distribución de cheques de estímulo debido al coronavirus ya estaba en marcha a través de pagos automáticos. Los cheques de estímulo, al igual que una devolución de impuestos, estarán a cargo del Servicio de Impuestos Internos (Internal Revenue Service, IRS). Si declaró sus impuestos recientemente mediante el método de e-file (presentación electrónica), el dinero se transferirá automáticamente a su cuenta bancaria a través de un depósito directo. Para obtener la información legítima más reciente, vaya al sitio web de IRS en: https://www.irs.gov/es/coronavirus-tax-relief-and-economic-impact-payments

A través de este enlace, puede aprender acerca de la elegibilidad para recibir los cheques de estímulo, cómo inscribirse para recibir un pago automático, qué hacer si no tiene depósito directo y más.

Sin embargo, cuídese de las estafas con cheques y los fraudes en los pagos. Protéjase siguiendo estos consejos:

  • Ni su banco ni IRS se comunicarán con usted para pedirle información personal. Así que no divulgue información confidencial como su nombre, dirección, número de seguro social o información bancaria.
  • No le pague a nadie para inscribirse en el programa de pago por el impacto económico.
  • No tiene que hacer clic en ningún enlace ni registrarse en ningún programa en línea. Sea cauteloso con las aplicaciones nuevas que surgieron únicamente a causa del coronavirus. Esas aplicaciones pueden tener malware y estar recopilando información personal.
  • Nunca recibirá una amenaza. Cualquier llamada telefónica no solicitada en la que le afirmen tener información sobre los pagos de estímulo ya es algo sospechoso, mucho más si es en un tono agresivo.

Cualquier persona que piense que ha sido víctima puede llamar a su banco, a las autoridades locales o a la línea directa federal para denuncias de casos de fraude. El número de la línea directa es 866-720-5721 y su correo electrónico es: disaster@leo.gov.

Spread the word. Share this post!